Temis: Batalla entre lo real y lo irreal



¡Que injusta que es la vida!... que injusticia con eso, con aquello, con lo otro, pero qué es realmente la justicia? Algo relativo que se amarra a nuestros principios, valores, incluso a la misma cultura como tal, y que por consiguiente, puede variar de persona a persona, por lo cual muchas veces no coincide unas con otras. Desde mi punto de vista, las cosas son como deben de ser por alguna razón que desconocemos en el momento o simplemente lo llegamos a ignorar el resto de nuestras vidas. 
Hay una leyenda de un joven guerrero, que al igual que usted el lector, emprendió su viaje de vida desde el momento en que tomó la primera bocanada de aire al nacer. 
Se dice que en uno de sus largos viajes Temis se le manifestó una noche de verano le demarcó al guerrero dos caminos iluminadas por amplias llamas negras, unas más candentes que otras. El guerrero aún siendo joven y temeroso escogió el camino menos violento de entrada, no así de principio a fin, ambos caminos plagados de preguntas y decisiones que debía de tomar para poder avanzar hacia su objetivo en común. El horizonte se perdió, guerrero batalló día y noche hasta sin darse cuenta, perdió el rumbo al que iba. 
Pasaron los años, y ya el joven convertido en un hombre llegó sin darse cuenta a aquél lugar anhelado, que por tanto tiempo buscó desesperadamente, encontrándolo inmerso en un caos, con una bandera y un escudo en la entrada, ya el lugar había sido tomado, descuidado, con olor a sed, olor a hambre, olor a sangre.
- Que injusticia - Dijo el hombre - Si esto estuviera en mis manos jamás hubiera sucedido esto.
Una gran ventisca empezó a soplar frente a él casi al punto de hacerlo retroceder unos cuantos pasos , formando un remolino de arena y finalmente creando una pequeña explosión de luz en donde Temis se manifestó.
- ¿Injusticia dice? ¿Injusticia acaso no hubiera sido que ese lugar pasara por lo que pasó para que ganara la sabiduría necesaria para forjar cimientos más resistentes y pudieran soportar tormentas y tifones que han estado azotando en el último lustro? ¿O a caso remontas a tal concepto bajo sus propios ideales egoístas sin tomar en cuenta en qué es necesario y qué no lo era? ¿Injusticia para quién? Las cosas suceden por una razón, siempre una buena razón, la verdadera justicia es ciega, pero objetiva y balanceada. Cada quién toma sus decisiones sobre que rumbo tomar ante las diferentes opciones que le depara la vida y el resultado obtenido es el fruto de esa elección. No hay castigos, solo conclusiones previamente aceptadas por los humanos e irónicamente, muchas  no aceptadas a pesar de que previamente sabían lo que obtendrían. Eso lo incluye, con su elección del camino con la menor cantidad de llamas en la entrada, el otro hubiera concedido una vía directa a estas tierras, y la historia hubiera sido otra, todo ha sido producto no solo de la decisión tomada por ellos sino incluso por la suya propia. ¿Injusticia? ¿Acaso es eso solo una vil excusa usada para escapar de la responsabilidad de la cual carga sus hombros o juega a ser inocente bajo una máscara de ignorancia e ingenuidad? - Dicho esto tomó la espada  la clavó sobre la arena formando dos caminos iluminados de llamas negras el viento volvió a soplar llevándose a la imagen de Temis desvaneciéndola rápidamente y susurrándole al oído con un eco perturbador "es su decisión, siempre lo ha sido.....elije"
Post a Comment

Popular posts from this blog

Corazón de cadenas, alma ingenua

...camino, abismo, salvación...